Humilde ayuda para apologetas neoconservadores

Alejandro Bermúdez

Alejandro Bermúdez

Nos comentaba ayer un lector sobre el mal rato que, con toda seguridad, estarán pasando algunos periodistas y divulgadores —como Alejandro Bermúdez, José María Iraburu o Luis Fernando Pérez Bustamante— al contosionar sus razonamientos para defender una supuesta hermenéutica de la continuidad en el tema litúrgico entre Benedicto XVI y su santidad Francisco: intentó con mucho arrojo empezar la reforma de la reforma, el primero, y la viene destruyendo por completo, el segundo.

Aunque parezca mentira, en El Blog del FAQ nos condolemos con el sufrimiento neocón, de modo que la simple fantasía de estos tres hermanitos —como diría seguramente el primero de ellos— sudando frente a sus teclados, nos quitó el sueño. Por esa razón, El Blog del FAQ hizo suya la preocupación, e indicó a nuestro comité de salvataje de neocones que no podría dormir hasta no hallar una solución (práctica, por cierto, que por sí sola ya haría las delicias de los mencionados).

Después de este proceso, el comité nos alcanzó esta pequeña propuesta que franciscahumildemente ponemos a su disposición a manera de carta abierta. Va con cariño.

Es evidente y clarísimo, pero clarísimo, que existe una continuidad entre el magisterio litúrgico de nuestro genial papa, el querido Benedicto XVI, de grata memoria, y el magisterio litúrgico de nuestro genial papa, el ya querido Francisco: quien no quiera verlo es una persona con dos dígitos de cociente intelectual… ¡y dos dígitos bien bajitos!

Pero de todas maneras, aquí en [ACI Prensa/InfoCatólica/etc.] se lo vamos a explicar. Nuestro genial papa, su santidad Benedicto XVI, emprendió un esfuerzo por renovar la liturgia llevándola a sus fuentes, a beber de su sobriedad, elegancia y belleza originales. Hizo esto no solo en sus propias celebraciones litúrgicas —y me consta personalmente—, obedientes a todas las rúbricas, cargadas de recato y belleza al mismo tiempo, rescatando elementos antiguos como el saturno, el camauro, el fanón; sino que también lo hizo quitando la prohibición haciendo explícito que nunca estuvo prohibido en la Iglesia celebrar la misa con el rito romano ordinario según el misal de 1962, la correctamente mal llamada misa tridentina: todos recordamos el hermoso y genial motu proprio Summorum pontificum, que desde esta [bitácora/página web/portal/canal, etc.] fuimos los primeros en alabar, celebrar y, sobre todo, difundir y recomendar, etc. Además, el genial antecesor del genial papa Francisco se empeñó bastante en corregir y sancionar abusos litúrgicos de personas que no comprendían o no tenían claro el rito romano. Por su parte, nuestro genial papa, su santidad Francisco, sigue en esta línea de renovación y de purificación y embellecimiento de la liturgia. ¿Y cómo?, se preguntarán varios de ustedes. Pues al desobedecer varias normas litúrgicas, al improvisar y hacer lo que le viene en gana, y practicar diversos actos que constituyen claros abusos litúrgicos —explícitamente sancionados—, nos hace ver la gran y urgente necesidad de volver a lo que Benedicto ya se esforzó por hacer. Nadie como nuestro genial sumo pontífice, el querido papa Francisco, ha hecho tanto en tan poco tiempo por mostrar a la Iglesia la necesidad de una reforma litúrgica con reglas más claras y enérgicas.

Va con cariño, amigos apologetas neoconservadores: esperamos que lo sepan apreciar y que le den buen uso a este material que le costó una amanecida a nuestro equipo. Humildemente creemos que de otra manera no se puede enlazar en continuidad la obra litúrgica de ambos pontífices, geniales los dos al mismo tiempo, por cierto. 

Anuncios

4 comentarios el “Humilde ayuda para apologetas neoconservadores

  1. Rodrigo dice:

    Es evidente que si hay una ruptura de la hermenéutica de la continuidad, el Papa Francisco no tiene recogimiento liturgico, un Pastor Luterano tiene mas piedad y reverencia (y eso que no creen en la presencia real) porfavor visiten el blog del Italiano Francesco Calafemmina que se llama Fides et Forma trae excelentes artículos dentro de los cuales predice la aparición de un Papa Latinoamericano. Y como el Cardenal Sodano y secuaces logran la renúncia del Papa Benedicto XVI. Lo que esta haciendo el Papa Francisco es tan grave que puede acabar un un grande sima (avignon 2). Se corren los rumores que va a convocar el Concilio Vaticano III Y de aquí saldrán las mujeres sacerdotes, sacerdotes casados y un sin numero de barvaries. El papa Francisco es Egocentrista y vanidoso quiere pasar a la Historia como un Papa Revolucionario y lo esta logrando.

    Se los vuelvo a repetir esto apenas empieza.

    Saludos.

  2. AMDG dice:

    No daría a los aludidos la satisfacción de la alusión directa. No hay cosa que más le guste a un conservador que ver que él no es como la “extrema derecha”, y lamento tener que usar términos políticos de la revolución, porque muestra hasta qué punto la Iglesia está infiltrada.

    Esto les sirve de credenciales ante la revolución del concilio. Que por supuesto ya no es revolución, ¿cómo va a ser revolución si la aceptan ellos, así razonan más o menos.

    En todo caso, las contorsiones conservadoras quedan muy bien retratadas. Si sale conservador bien: sirve de buen ejemplo de lo que es la revolución bien entendida, si sale progre también: sirve de mal ejemplo, pero sirve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s